Archivo de la etiqueta: canoa

Canoa Quebrada…en busqueda del mito

La historia cuenta que esta bella villa fue el lugar preciado para aquellos que en los años ´70’s, recorrían el mundo, mochila al hombro en busca de la libertad y tranquilidad natural, por lo que Canoa Quebrada era considerada el paraíso para los hippies que venían a disfrutar de las maravillas del lugar.
Ello incentivó a que miles de visitantes – muchos de ellos del extranjero- visitaran sus playas y algunos de ellos se fueran quedando, y así, poquito a poco, fueron comprando casas e invirtiendo en posadas que hoy por hoy hacen que Canoa Quebrada sea un destino más turístico que en aquellos años, vale decir en sus años mozos, o sea, al fin y al cabo ocurrió lo mismo que con tantísimos lugares en el mundo, me viene en mente Quetzaltenango en Guatemala, Cerro Azul en Perú, Pipa en Brasil (solo por mencionar algunos lugares en el continente Americano).
Hoy por hoy los precios en el Pueblo de Canoa son caros, y entre los restaurantes de moda y los residentes de toda la vida hay un contraste bastante interesante; por lo demás, la noche en el pueblo de Canoa es la noche de un pueblito simpático y turístico, en donde como en Natal hay demasiadas prostitutas, aquí llegan en cantidad desde Aracati y Mossoro, se alquilan una habitación y se van a buscar clientes a los clubes y bares, chicas de todas las edades, es la tónica de muchos lugares en Brasil y el comentario común de muchos viajeros, vamos que reconocer a una prostituta normalmente es fácil, pero en lugares como Canoa, en donde todo es más relajado e informal, las chicas aplican aquel grande dicho, “a donde fueras haz lo que vieras”, así que la única forma de reconocer una prostituta en la noche de Canoa es cuando ves dos chicas solas que no hablan inglés y que no son abordadas por brasileños, más claro que el agua vamos…pero en fin, esto de la prostitución, es un tema aparte,
Yo simplemente escogí la noche de luna llena para llegar a Canoa, y honestamente no me defraudó, que Luna!…el mar era un espejo nocturno y el Luau esperado en la noche de luna llena fue realmente mágico, el equipo de sonido estaba muy bien y las notas de reggae engreían y mimaban la noche, llevando a nosotros, los noctámbulos del Luau playero, a una noche de trance lunar, una noche sin frenesí, donde Mr.Reggae dictaba su ley, y allí, tirado en la orilla, disfrutando de la música, mirando aquel cielo estrellado, con esa Luna de ensueño y una deliciosa Caipiroska, sonreía escuchando aquel clásico de los LaidBack :

” Sunshine, sunshine reggae,
don t worry, don t hurry, take it easy.
Sunshine, sunshine reggae
Let the good vibes get a long stronger “…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cronica